Las reglas de oro de la protección solar

1. ¿Tienes hora?

Entre las 12h y las 16h, hay muchos rayos UV y de ahí mucho más riesgo, si cuando estás de pie, tu sombra es más pequeña que tú, no te expongas o protégete con un Top y crema solar con fuerte índice de protección (entre 30 y 40).

2. Shopping de playa

Para asegurarte una protección solar eficaz, piensa en llevarte:

- Un Top Profilter (índice UPF 40, incluso mojado)

- Una Camiseta UV protect en la playa

- Un gorro de ala

- Gafas que envuelvan los ojos (categoría CE 3 o 4)

- Una crema solar con fuerte índice de protección (entre 30 y 40)

- Un protector de rayos UV

3. ¡Mejor dos veces que una!

Los niños tienen un sistema de defensa inmaduro. Los riesgos que pueden sufrir frente al sol se ven multiplicados con respecto a los adultos. Para cada exposición no olvides los objetos de la lista publicada en la rúbrica Shopping de playa.

¡Para los bebés, la alerta es máxima!  Ninguna parte de su piel debe estar expuesta al sol.

4. Sal con total naturalidad

Evita los perfumes, desodorantes y medicinas en la playa que pueden provocar quemaduras y alergias.

5. Doble efecto

Las superficies como el agua y la arena reflectan los rayos UV y aumentan la cantidad de rayos UV recibida por la piel y los ojos.

6. Tic tac tic tac

La eficacia de las cremas solares no dura todo el día. Cada 2 horas, y después de cada baño, hay que volver a embadurnar las partes del cuerpo expuestas con crema solar.

7. Todas las posibilidades de tu parte

Una alimentación equilibrada, rica en fruta y verduras, complementos vitamínicos u oligoelementos, permite al organismo defenderse mejor frente a las agresiones del sol.

8. Vigila tu piel

Practica regularmente un auto examen de tu piel observando bien todas las partes de tu cuerpo y consulta al menos una vez al año tu médico de cabecera o tu dermatólogo para un examen completo de tu piel.

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Confirmar
HAUT DE PAGE