Elegir bien el equipo de surf para surfear en aguas frías

Elegir bien el equipo de surf para surfear en aguas frías
 


¿Surfear en aguas frías ? ¡Habría que estar demente! Pues no, surfear con una temperatura externa negativa en aguas a 10 °C sí es posible. Solo se requiere motivación y un equipo apropiado elegido con antelación. La ventaja de este clima es la posibilidad de surfear con amigos y disfrutar de olas perfectas. Para ello, es preciso estar mínimamente preparado, y en esta edición abordaremos los puntos clave para que tus sesiones sean todo un éxito.


Antes de la sesión


En primer lugar, debes preguntarte si tu estado físico es el idóneo para este tipo de práctica: a un resfriado o un principio de angina no se le debe restar importancia pues estas afecciones podrían empeorar tras la sesión de surf por más placentera que esta sea.

¿Estás en forma? De acuerdo. Para surfear en invierno lo principal es controlar nuestros pensamientos, la mente marcará la diferencia con respecto a las ideas preconcebidas, hasta determinado límite no se siente demasiado frío, solo debes estar preparado para el frescor tonificante del agua, tu equipo se encargará del resto.

Una vez en el aparcamiento (ya se ha avanzado bastante pues has tenido el valor de llegar hasta aquí) sales del vehículo y te acercas a observar las olas, en condiciones óptimas en el mes de diciembre la temperatura es de 2° fuera y el agua está a 8°. El siguiente paso consiste en ponerse el equipo.

Tienes dos opciones: cambiarte en el coche con lo que queda de calefacción para lo cual necesitarás talento de contorsionista u optar por hacerlo en el aparcamiento.

Si escoges la segunda solución necesitarás una colchoneta, ya que el frío entumece rápidamente los pies y el suelo puede ser muy agresivo. De igual manera, un poncho te resultará de gran utilidad pues no solo te protegerá contra el frío mientras te pones el traje de neopreno sino que también preservará tu intimidad.

Dato importante: la tecnología de los trajes modernos permite a los surfistas estar completamente cómodos en el agua durante una práctica invernal. Elige un traje de un espesor adecuado según la temperatura del agua con la que estarás en contacto (generalmente 5 / 3 mm).
Si pese a esto sigues sintiendo frío, utiliza un top de neopreno de 0,5 mm o un top de polar debajo del traje directamente sobre la piel.

Protege tus extremidades en función de las condiciones climáticas utilizando guantes, escarpines y una capucha de neopreno.

Astucia: si practicas surf con regularidad, te recomendamos utilizar tapones para los oídos para prevenir todo riesgo de exóstosis que podría producirse como consecuencia de varios años de práctica.


Incluso en invierno debes aplicarte protector solar en el rostro, en particular en días despejados, puesto que la piel no está acostumbrada a los rayos solares y podría lastimarse.

Para terminar, utiliza wax de invierno para lograr una adherencia óptima sobre la tabla de surf.

Y, naturalmente, antes de salir de casa, debes hacer una lista de todo el material INDISPENSABLE


-colchoneta

-poncho

-traje de neopreno

-escarpines (es mejor ambos)

-guantes (mismo comentario que para los escarpines)

-capucha

-top de neopreno o polar

-tapones para los oídos

-protector solar (por supuesto)

Y no olvides tu(s) tabla(s) de surf


Durante la sesión

Finalmente ya estás listo, recuerda calentar antes de ingresar en el agua y preparar los músculos, el neopreno confiere un excelente aislamiento térmico que te mantendrá abrigado.
Una vez en el agua, sentirás un frío intenso, durante las primeras inmersiones de la cabeza bajo el agua es probable que experimentes una opresión muy fuerte en el cráneo, no temas tu cerebro no se congelará, es tu cuerpo habituándose a la temperatura del agua. Por lo general, te aclimatarás al cabo de diez minutos.

Si esta sensación persiste y provoca la aparición de estrellas en tu campo de visión, permanece cerca de la orilla y regresa a la playa si no te sientes bien. Tu cuerpo necesitará algunos minutos más para habituarse.

Por estas razones se aconseja surfear en grupo para tener ayuda en caso de ser necesaria (una recomendación que también vale para la práctica de surf en verano).

Consejo: Presta atención a las señales que emite tu cuerpo durante la sesión y no te exijas más allá de tus propios límites, incluso si tu sesión dura 45 minutos, es más que suficiente.

Ten cuidado con el anochecer cuando practiques surf en invierno, puede producirse muy rápido y más temprano de lo que se imagina.
 

Tras la sesión:


Te sientes orgulloso de ti mismo y feliz de haber podido disfrutar de las olas de invierno. Pero aún no ha terminado todo. Debes cambiarte:

Recuerda protegerte al máximo contra el viento para evitar los escalofríos. Prepara con antelación las prendas para que el cambio sea mucho más rápido (camiseta por el lado correcto, pantalón en el lugar adecuado, etc.)

Astucia: ten a la mano una botella de agua caliente cuando regreses de surfear, te servirá para calentar tus manos y pies que pueden estar entumecidos y evitar que se congelen los dedos.

Cúbrete lo más pronto posible (polar, chaqueta corta viento, calcetines gruesos, etc.), seca bien tu cabello y ponte un gorro o una capucha para limitar las pérdidas de calor que se producen por  la cabeza.

Por último, no olvides llevar contigo un termo de café, té o chocolate caliente (para compartir). Te calentará y propiciará una conversación agradable con tus amigos acerca de la sesión.

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Confirmar
HAUT DE PAGE